LOS HEREDEROS DE LA CIVILIZACIÓN MAYA

LA DESARTICULACIÓN DE LA CULTURA PREHISPÁNICA

 
 No fue estática la civilización de los mayas. En los casi dos mil años desde sus inicios como aldeas de cultivadores, cambió primero a cacicazgos refinados, luego a señoríos belicoso, después a grandes radiantes ciudades señoriales, para decaer más tarde. Sin embargo, el cambio violento provino de la conquista europea: la cultura maya, de hondas raíces, fue desarticulada por que se impuso a los mayas una cultura distinta en lo fundamental, que arrasó con los señores-sacerdotes-sabios que articulaban la vida de su sociedad. Sin su conducción, los mayas olvidaron mucho de su forma de ser.
 
LO QUE SE PERDIÓ, LO QUE SE SUSTITUYÓ, LO QUE SE CONSERVÓ

Muchas cosas se perdieron. En primero lugar, su organización religiosa y política; sin señores divinos, los mayas se sometieron a las autoridades locales representantes del rey de España. También se extinguieron los conocimientos más refinados. Sin arquitectos que los guiara para construir templos a los dioses antiguos, colaboraron en la edificación de templos nuevos donde se adoraba a un nuevo dios, al de los cristianos. También adoptaron cultivos, animales domésticos y técnicas que trajeron los europeos. Conservaron sus lenguas (con cambios, es cierto), sobreviven también, aunque disminuidos, algunos de los antiguos dioses, ceremonias y creencias, sobre todo los que tienen que ver con la vida diaria del pueblo trabajador.
 
 
 
 
LOS MAYAS Y LAS CULTURAS NACIONALES


Si la conquista y la colonización europeas sometieron y explotaron a la población aborigen, las guerras de independencia no les devolvieron la liberta. Los mayas en México, Guatemala y Honduras siguieron sometidos, ahora a patrones nacionales mestizos. Las sociedades nacionales han cambiado de la forma colonial a las haciendas y fábricas del siglo XIX, y luego a la economía del siglo XX, pero siempre se apoyaron en la explotación del trabajo indígena en el campo o la ciudad. Los diversos pueblos mayas se han rebelado contra la explotación desde la Colonia y durante la época republicana en varias ocasiones, pero siempre fueron reprimidos con dureza.
PREVIVENCIA DE CEREMONIAS AGRICOLAS

En su mayoría, los mayas aún son campesinos. Para asegurar su trabajo practican varias ceremonias que se asemejan a las que se hacían durante el esplendor de su civilización, aunque ahora sumándole rasgos cristianos. La primera se hace cuando se prepara la milpa, en la segunda se le alimenta y la tercera, la más importante, propicia la lluvia. Todas siguen, como en la antigüedad, un mismo esquema de desarrollo. En el rito de Ch'aa Chac los detalles que le son muy propios consisten en los muchachos que imitan el croar de las ranas y el sonido de los truenos.
 
EL RITO YUCATECO PARA PEDIR LA LLUVIA
Cuando se retrasa la lluvia, el "h-men" (sacerdote) decide celebrar un Ch'aa Chac y elige dónde se hará el desmonte cuadrado para hacerlo. Cuando está listo, unos llevan miel, agua y corteza para el "balche", otros cavan el "pib" (horno subterráneo). El día de la fiesta, desde temprano, algunos hombres levantan el altar mientras otros preparan la ofrenda y la cuecen en el "pib". Mientras se cocina, el "h-men" santifica con "balché" las esquinas del terreno y el altar. Luego se ponen sobre el altar velas, incensarios y pilas de tortillas, bajo el altar se instalan cuatro niños en cuclillas, que croan y hacen sonar botes con pedrezuelas para imitar el retumbar del trueno. El "h-men" reza en maya rocía "balché", espera un tiempo y termina repartiendo la ofrenda entre los hombres.
 
EL CALENDARIO EN CHIAPAS

Ya nadie conoce el complicado calendario de cuenta larga que existió durante el periodo clásico de la cultura maya. En realidad cayó en desuso en época postclásica. Sin embargo, algunos pueblos de Chiapas (entre los tzotziles y los tojolabales) y de Guatemala (los chortí, entre otros) cuentan el tiempo de un año en dieciocho "meses" -en cada lengua tienen su nombre- más los cinco días aciagos. No sólo eso, cada veintena tiene su propio nombre. Como son asuntos sagrados rara vez los dicen a los extraños; los que conocemos tienen relación con los de la época del florecimiento maya y se cree que son buenos o malos.
OTRAS TRADICIONES


La forma y nombre de las constelaciones, la manera vigesimal de contar, el uso de un ropaje distinto en cada pueblo y muchas, muchísimas cosas son herencia del grandioso pasado de los pueblos mayas. Los mayas actuales creen que cuando nace una persona nace también un "doble" (ch'ulel "sagrado" lo llaman los tzotziles) que es un animal, como se pensaba hace mucho. Como se ve, aunque no exactamente en la forma en que existían antes -la historia transformaba a las sociedades y culturas- buena parte de la sabiduría y tradiciones de los antiguos mayas forman parte de sus descendientes actuales.
EL RENACIMIENTO DE LA LITERATURA EN LENGUAS INDÍGENAS

   Buena parte de la tradición de los mayas está contenida en cuentos, leyendas y relatos religiosos. Hasta hace poco estas literatura era oral, memorizada y transmitida verbalmente de padres a hijos. Hubo un tiempo en que algunos pueblos mayas usaron el alfabeto español para conservar sus historias y creencias al margen de las formas de vida que les habían sido impuestas, pero muchas veces también esta escritura se perdió. Hoy muchos pueblos mayas cuentan de nuevo con alfabetos especialmente adaptados a sus lenguas. Con ellos no solo escriben las formas literarias conservadas, sino crean nuevas literaturas.
 
 
RENUEVOS DE ANTIGUAS RAÍCES MAYAS


   En Guatemala y en México los descendientes de los antiguos mayas han comenzado a cultivar la herencia cultural de sus antepasados, para hacerla fructificar y mostrarla orgullosamente al resto del mundo. Por supuesto, no intentan volver al pasado, sino hacer resurgir su herencia en el mundo actual. Nadie quiere escribir con los antiguos jeroglíficos las lenguas que se conservan y la literatura que se recrea. Las artes plásticas no estarán al servicio de señores divinos que no existen más. Los quichés reinventaron la numeración y revivieron el sistema de cálculo. Algunas tradiciones se perdieron para siempre y otras son nada más de tiempos coloniales pero todas dan identidad de los mayas actuales.


                                                                                                                                          Una recopilacion de fortaleciendo la lengua Maya